La Diagonale des Fous, una carrera de locos !!

grand_raid31_-_credit_irt_-_lionel_ghighi_dts_10_2017Antes de partir de la isla de La Reunión el fin de semana del 22 de octubre, como regalo de despedida,  tuve la suerte de presenciar la atmósfera especial  que se vive  por  el evento  más importante del año 2017.   Fue ni más ni menos que  la carrera de larga distancia más audaz del planeta,  que además celebraba los 25 años de aquella primera vez en que la pasión por el esfuerzo físico, unido al amor por sus montañas, convertiría en un mito al Grand Raid de La Reunión.

Semanas antes pude ver innumerables corredores, hombres y mujeres, entrenando en las extensas playas, en pistas al borde de rutas, montañas y bosques.   En los negocios deportivos los accesorios como zapatillas, vestimenta y demás productos ultramodernos atraían a grupos de compradores motivados.   Todo era parte de  las señales de que la fecha se aproximaba y que la ebullición aumentaba para el «ultra-trail« del año.

12032175_1004240962960094_4864334224899856791_n

Las marchas a pie en esta isla son tan antiguas como los esclavos, que especialmente durante el pasado huían de sus sufrimientos, escondiéndose en lugares inaccesibles en alejadas montañas, circos y quebradas  que ofrecían agua potable y protección.    Probablemente, el pasado dejó sus marcas y los habitantes de La Reunión  tienen una relación muy entrañable con su interior.

“La Diagonale des Fous“ no es más que una locura, un desafío casi sobrehumano que tienta actualmente a atletas profesionales de los circuitos internacionales, pero más aún a los reunionéses  que después de meses y años de preparación intentan cumplir con la meta de llegar al final.   La carrera atraviesa la isla en diagonal,  son 165 km de sur a norte, desde St. Pierre hasta St. Denis, pasando por desiertos volcánicos  y cruzando circos, subiendo senderos que trepan hasta las nubes y a cada instante enfrentando un esplendor diferente de la naturaleza que deja sin respiro.

grand_raid154_-_credit_irt_-_lionel_ghighi_dts_10_2017

La fatiga, la prueba física y mental a la que se expone cada uno de los participantes es imposible para el normal de los humanos.  Sin embargo, estas personas que durante el año trabajan y viven como todos los mortales,  cumplen con una exigente disciplina diaria de varias horas de entrenamiento y  de dietas calóricas apropiadas.  Con toda esta preparación sólo   logran en un 70 % cumplir con la meta de llegada.   Los que quedan en el camino, saben que lo intentaron y que podrán volver a hacerlo al año siguiente.  Porque la pasión no se pierde, sino parece que aumenta si vemos el número de participantes que en 2017 llegó a 2700.

Técnicamente la organización cada año asegurada con la última tecnología, alcanza la mejor logística, gracias también a la ayuda de los cientos de voluntarios y de familiares que apoyan y acompañan a los participantes.    Nadie puede desatender al Grand Rail que este año contó con 4 carreras para permitir la máxima participación .   La  espectacular “ la diagonale des fous“ o diagonal de los locos,  alcanza  cifras que son increíbles e inigualables al compararla con el resto del mundo:

165 km de distancia   /  9.800 mts. de desnivel positivo ( 2 veces la altura del Monte Blanco)   /  tiempo máximo 66 horas  /  record  masculino 23.40 horas 

 

 

Anuncios

Mi lugar en la isla de La Reunión

RIMG3640

Ninguna duda … de mi larga estadía en la isla de La Reunión,  mi lugar preferido para residir es esta comuna de la costa sud,  por la que había pasado varias veces sin casi detenerme.

Etang-Salé-les-Bains no ofrece comercios, ni gran gastronomía y menos aún diversión nocturna,  tampoco  doradas playas protegidas por barreras de coral,  menos aún con cocoteros y algún bar-resto de moda como Saint-Gilles.    Esto tal vez es lo que se percibe en el rápido recorrido por la costa, haciendo a veces un desenfrenado rally para conocer todo lo más posible en pocas horas.

RIMG3216

Evidentemente la fórmula es asentarse, observar, caminar, descubrir el mismo lugar de día temprano por la mañana o a última hora de la tarde.   Conocer sus fines de semana, sus ritmos durante la semana laboral,  sus barrios y sus personajes.   Entonces es ahí cuando se pasa de ser un extranjero a un residente pasajero.

De las mañanas elijo  los momentos en que  caminé por su larga y ancha playa de arena negra al pie de las dunas cubiertas de filaos.  Los tranquilos instantes mirando la playa de pescadores donde siempre hay un calmo pero incesante movimiento de barcas a motor.  Hombres que llegan con su pesca, otros que se acercan  y comparten largas conversaciones.  Imborrables las imágenes,  unos metros más allá,  de atrevidos surfistas que se meten hacia adentro para desafiar al mar.   Entre ellos uno que tenía las dos piernas ortopédicas.   En tanto, a medida que el tiempo pasa, la playa de los bañistas se  llena de niños en vacaciones , de jóvenes  parejas con bebés recién nacidos y familias que van dando color y vida a las arenas solitarias.     Llamativamente, nunca se siente incomodidad por  la presencia de los demás,  no hay música estridente, ni gritos, ni comportamientos molestos,  todos comparten los espacios con alegría y en paz.

RIMG3689

El barrio de pescadores cerca del estanque de agua salada quedó rodeado de casas con jardines,  calles con poca circulación de autos, niños que andan en bicicleta o en patines. Un parque atrae a los más pequeños y los protege con la sombra de sus grandes árboles y en frente la escuela primaria con impecables instalaciones desarrolla sus actividades escolares con un aparente orden y silencio.     A pocos metros unos edificios de construcción algo antigua, ocupados por departamentos de los programas sociales, concentran los pocos negocios necesarios:  un minimercado, el correo, el kiosko de prensa, un pequeño restaurante, una excelente heladería  y la mejor panadería de toda la isla !!

 

Si esta isla es el reino de las actividades al aire libre,  Etang-Salé es un principado que ofrece su bosque de plantas nativas y exóticas donde se necesitan semanas enteras para recorrerlo a pie, en bicicleta o a caballo.  Ofrece una pista ciclable  a lo largo de la costa que es la favorita de familias, personas de todas las edades y con todas las exigencias posibles.    Los motociclistas  pueden también encantarse en el recorrido frecuente de los fines de semana.    Los nostálgicos sacan sus autos de colección descapotables o la Mehari 2C.  Para el final del día, durante todos los días de la semana, vecinos y visitantes románticos y amantes del mar se acercan a los bordes de las costas de rocas o a las playas para disfrutar de un nuevo y único atardecer.   Entre junio y noviembre a veces el premio puede ser también observar a corta distancia ballenas jorobadas que saltan con sus gigantes colas al aire, después de haber dado señales con los enormes chorros de agua.

RIMG3523

Realmente los días transcurren con serenidad, en sus calles los mismos vecinos, el  festín diario de la compra de pescado fresco en la cooperativa de pescadores, la amabilidad de los comerciantes, de los pasantes que saludan sin conocernos.   Todos y cada uno esboza una sonrisa y un saludo de buen día.    Y  si la situación lo permite, la charla se inicia aunque en general son bastante reservados.   Mis desplazamientos en autobus me permitieron encontrar personas mientras esperábamos y pude conversar con un jubilado francés que en sus tiempos debe haber sido un playboy, pero que ahora disfruta de la vida y la playa diariamente.    Cada encuentro indudablemente es una posibilidad para conocer algo nuevo.RIMG3462

Ahora que me despido,  ya siento la nostalgia de mis salidas diarias para la playa, para el bosque o para cada tanto llegar a las ciudades cabeceras de región donde se encuentran los comercios, centros comerciales y lugares de interés.    Etang-Salé es un punto de llegada y partida para los recorridos más interesantes de la isla, es para pocos porque muchos la pasan por alto por no saber que es un pequeño tesoro de los tiempos perdidos.

 

KELONIA, el centro de encuentro de las tortugas marinas.

logo_kelonia-01

Creo que en algún lugar de nuestro corazoncito hay siempre  un sentimiento de ternura para las tortugas, este  reptil con aspecto misterioso, sobreviviente en la Tierra desde hace más de 200 millones de años.    Será porque los humanos tenemos grabado en la memoria su existencia,  a través de  las culturas milenarias de las que todos  descendemos.

RIMG3484

¿Quién no recuerda que en la antigüedad se creía que una tortuga gigante servía de apoyo para cuatro elefantes sobre los que se apoyaba la corteza terrestre?  ¿Quién no escuchó en su infancia la fábula de Esopo sobre la liebre y la tortuga, o cantó la canción de Manuelita, la tortuga enamorada de un tortugo que vivía en Peguajó?  ¿Quién no se interesó por las Tortugas Ninjas ?   Los occidentales y los orientales las llevamos bajo la piel como los tatuajes de guerra que se hacen los mahoríes de Polinesia.   Es que lo que la hace fantástica a la tortuga en el inconsciente colectivo es que conecta el aire con la profundidad de los océanos. Esto maravilló a los hombres y la hizo protagonista de la mitología del pasado y del emblema de la conservación de los océanos en el presente.

RIMG3495

Todas estas reflexiones que escribo están materializadas en una de las primeras salas de Kelonia, el observatorio de tortugas marinas, un centro de sensibilización del habitat marino de las mismas.  Ubicada en St. Leu, al borde del mar,  el centro ocupa el lugar donde existió una granja   de acuacultura para la cría, con fines de exportación de la carne,  faenada y enlatada allí, de la especie chelonia mydas o tortuga verde,   Este lugar afortunadamente fue reconvertido en centro de investigación en 1996,  por la  presión  internacional desde la aplicación de convenciones internacionales que protegen a los animales salvajes (CITES).

visuel

Kelonia es uno de los Museos Regionales de La Reunion, junto con la Cité du Volcán, Madoi y  Stella Matutina, lo que le ha dado un status de museo a la vez.   Indudablemente la misión científica y pedagógica del lugar le otorgan un rol protagonista en la conservación y protección de las tortugas marinas del Océano Indico.  Por un lado, el proyecto museográfico pretende hacer reflexionar a los visitantes,  sobre la conciliación de la economía, la vida social, el medio ambiente y la cultura de los pueblos, con la conservación de los habitats naturales.  Por otro lado,  la participación del centro en proyectos internacionales, le permite integrarse a esa red mundial que trata de evitar que la vida en este planeta se siga destruyendo.

RIMG3468

Mi visita que había programado para que dure todo el tiempo necesario me permitió seguir una visita guiada de una hora,  volver a las salas para inspeccionarlas curiosamente, luego ver en la sala de videos los documentales muy interesantes y de alta definición en imágenes.  Regresé a las piscinas exteriores y fotografié a los cuidadores realizando tareas diarias para la  curación de alguna tortuga en tratamiento.    Además aprendí que no hace muchos años los científicos australianos probaron que las tortugas tienen en el cerebro un centro olfativo muy desarrollado que les permite sentir el fuerte olor que despiden unos arbustos que crecen en las playas de la isla llamados «veloutiers«, plantas indígenas que las atraen a la playa para que pongan sus huevos.   A partir de este descubrimiento se están reproduciendo las plantas y se están volviendo a plantar en la playas, experiencia que ya comienza a dar resultados pues la tortuga verde que es la especie más común, está regresando y el año pasado se registró por primera vez en años un postura de huevos.   La información que se recibe es tanta,  se aprenden  muchos datos nuevos, pero el que más me maravilla es que de los miles de huevos que ponen las tortugas al año, sólo 3 llegan a la vida adulta habiendo superado la larga cadena de depredadores que se alimentan de ellas desde el cangrejo de la playa, pasando por las aves marinas, los tiburones, los atunes y por último los humanos.

RIMG3472

 

 Kelonia es un santuario  y conocerlo nos convierte en propagadores del mensaje: SALVEMOS A LAS TORTUGAS MARINAS!!  Lo que no significa pensar sólo en el mar, sino en las playas donde por milenios ellas han ido regresando para intentar cumplir con su misión  de continuar  la vida de la especie y de su evolución.

LA FÔRET DE ÉTANG-SALÉ

 

RIMG3513

Y llegó el día en que cambié  caminar por la playa, por incursionar en las caminatas adentro del  bosque de Etang-Salé.  En realidad tenía la intención de hacerlo alguna vez, pero me intimidaba  la gran superficie, (1000 ha), la poca presencia durante ciertos horarios y lo que es peor, pensar que podía ser un lugar inseguro.   Con el tiempo vi desde la ruta hacia les Hauts que había una pareja de personas de edad avanzada que caminaba por un camino, también vi que cerca de nuestra residencia, detrás del campo deportivo había un ingreso y por él salían peatones y ciclistas.  Tomé la decisión y me compré unas zapatillas apropiadas para caminar y comencé la aventura de atravesar el bosque por primera vez.

carte_relief_sm

No sé que explicación psicológica darle al hecho que en vez de informarme previamente, de buscar los senderos en sitios web, como por ejemplo: http://www.randopiton.re, o http://www.guideréunion.re;  preferí tomarme mi tiempo,  darle la vuelta por afuera y  observar desde el exterior .   Viendo la cantidad de deportistas aficionados y profesionales que corren en esta isla, pensaba que este lugar no era para mí, que faltaba  más training.   Pero mi voz interior que me desalentaba no pudo, la otra que también llevo adentro venció las barreras mentales,  las ganas pudieron y la confianza que fui tomando en los lugares también.  Hace pocos días atrás me puse la pequeña mochila con agua sobre la espalda, mi celular Samsung año 2005 por si acaso y partí para realizar la experiencia matinal.

RIMG3512

Lo primero que encontré en el lugar por donde ingresé, fue este detallado cartel, pero ningún plano con senderos,  De las 3 opciones que se presentaban tomé la del medio, la que corresponde a la primera foto, y sabiendo que estaba del otro lado de la autopista, me intrigaba saber cómo se cruzaría este obstáculo. Mientras  me lo preguntaba, apareció ante mis ojos el túnel que pasa por debajo y comunica con el gran bosque de árboles y plantas que cubren probablemente la superficie de dunas de arenas más grande de la isla.

RIMG3515.JPG

Una vez del otro lado, seguí un gran camino,en medio a otros; éste me daba más seguridad, sobre todo porque poco a poco fueron apareciendo las personas,  señoras que corrían, otras que caminaban de a dos llevando un carrito   con un bebé.  Esta imagen al instante  me recordó  la caminata de 10 km llevando a mi hijo de 2 meses por el bosque de Vallombrosa en Firenze, Italia, hace exactamente 30 años!   Ahí,  sentí agradecimiento por revivir el placer de partir dependiendo de un simple cálculo de tiempo y resistencia, sin conocer por dónde caminaba.  Los pensamientos y recuerdos se suceden,  vienen ganas de convertirse en un dron para mirar desde arriba y tener la vista total del territorio.  La sensación era casi la de pensar que estaba en un laberinto,  sin embargo no pensé en Borges.    Observé con mucho gusto los colores verdes intensos y los marrones de las hojas secas hasta que  llegué a la ruta interna asfaltada que llega al Croco Park ( el parque de cocodrilos). Entonces todo se volvió más familiar,  crucé del otro lado y volví a entrar al bosque.   Tomé un camino donde encontré un  atleta que a pesar de estar colgando de las barras para estirarse lograba saludarme, continúe subiendo escalones y ya desorientada puse en juego mi voluntad de arriesgarme a caminar sin conocer el fin o volver para atrás.  Nuevamente valió la pena seguir para adelante,  minutos más tarde aparecí en la misma ruta frente al centro de la llamada Maison Forestière, o administración.

RIMG3520

A partir de ahí,  traté de volver sobre mis pasos, ingresé nuevamente al bosque buscando la dirección para la salida por la que había entrado, pero en realidad la superficie del camino no me resultaba conocida, entonces seguí a una pareja de caminantes y orientada como creía que estaba seguí por el pedregoso sendero rojo hasta que cruce el correcto.    Mi brújula interior no me falló,  rápidamente para mi tranquilidad comprendí que ya estaba en la última parte y en la buena senda para mi salida.   Los motores de los autos que circulaban por la autopista me confirmaban la presunción.  Aunque no sonaban tan agradables como los pájaros del bosque, los aprecié de verdad.

RIMG3532

El desafío superado me dio mucho bienestar, por eso después de un día de descanso lo volví a intentar, ya sin temor, tomé el sentido inverso en la segunda parte y llegué a los lugares más conocidos bordeando el camino por donde circulaban los autos.  Aunque más urbano, no fue menos sorprendente cuando  de improviso  me encontré frente a una manada de vacas que venían al encuentro por el mismo sendero.

RIMG3535

En adelante siguieron los contrastes,  en minutos se llega a la entrada del Golf Bourbon, magnifica y elegante,  luego pasando por otro tunel se alcanza el camino del litoral que bordea la costa del mar y la vía para ciclistas.   Cuando miré mi reloj y hacía casi 2 horas que había iniciado el circuito,  todavía tenía energía para los últimos 4 km. hasta llegar al final.  Indudablemente ahora quiero regresar porque como los cuentos dan ganas de volver a ellos para seguir descubriendo sensaciones nuevas.RIMG3537

 

 

 

 

 

El transporte público en la isla de La Reunión.

21199827_658529954346865_4510024026578258975_o.jpg

Como en todas partes del mundo,  hay  viajeros que se mueven en forma autónoma con un vehículo particular propio o alquilado.   Y hay una gran mayoría que opta por probar los transportes públicos: trenes, subterráneos, autobuses y lógicamente aviones a la hora de los largos trayectos.    El uso del  automóvil  hoy es una tarea más simple de lo que era en el pasado para recorrer lugares desconocidos, un GPS, una aplicación de Googlemap o Mapsme bajado a nuestro celular, puede simplificar tanto los viajes que casi se pasa por alto el uso de los mapas de papel.

En mi caso personal, en la isla de La Reunión utilizo los dos sistemas.  Si somos dos vamos en auto, si estoy sola me manejo por toda la isla en bus y a pie.    Al poder compararlos,  no podría decir cuál prefiero, las dos me divierten y me convienen.  Sin embargo, debo reconocer que me despierta más emociones de viajera y descubridora subir y bajar de buses, fijarme en los horarios, en los recorridos,  conocerlos de nombre y experimentarlos al punto de manejarme casi de memoria.     Es cierto que no tiene comparación con las inolvidables experiencias que viví en la Polinesia Francesa, tan pintorescas y únicas en su género.    En La Reunión,  el transporte público subvencionado como en todos los países, tiene un servicio de muy buen nivel, es una excelente red de vehículos modernos, seguros, limpios, puntuales, apropiados para discapacitados y aggiornados con cinturones de seguridad, pantalla, audio, timbre al alcance de la mano y conductores profesionales.   Qué más se puede pedir si agregamos que por sólo   € 2 o menos se puede viajar por 3 horas y hasta realizar conexiones dentro de la misma empresa de transporte.

RIMG2501

Las terminales de las empresas, ubicadas en cada ciudad,  cuentan con asientos, boleterías y personal que está dispuesto a responder todas las preguntas y a entregar los horarios impresos de los recorridos que les soliciten.   Esto es muy útil porque en algunos casos pasan a cada hora, por lo cual es absolutamente necesario programar los viajes para no perder tiempo en largas esperas.    Así,  organizados con los horarios, también a la vista en  las paradas o en páginas web, podemos viajar por toda la isla con mucha comodidad.

RIMG3230

La línea que da vuelta a la isla por rutas y autopistas rápidas es la CAR  JAUNE (www.carjaune.re)   Sus servicios no se interrumpen ni los domingos, ni los días feriados aunque sean menos frecuentes.   Yo los utilizo habitualmente para ir a Saint Denis, a Saint Pierre que son las ciudades más importantes, en el norte y en el sur respectivamente.    El recorrido por el Oeste de la isla puede ir por el Litoral, bordeando el mar y parando en cada uno de los centros balnearios como Saint-Gilles-les-Bains, Ermitage, St. Leu, Etang-Salés-les Bains.  La otra posibilidad  es ir por la ruta des  Tamarins que con toda su modernidad atraviesa a gran altura el Oeste  y  une las dos ciudades en un trayecto de 85 kilómetros, en 1hora 45 minutos,. En auto propio se emplean mínimo 75 minutos.

A la línea  Jaune, la red extendida en toda la isla, se le suman muchas otras empresas locales para cada distrito. A pesar de esto las reunionenses utilizan el auto a

RIMG3310.jpeg

diario y en todo momento.   A la hora de gran flujo en los horarios de entrada y salida de los empleos y escuelas, las rutas colapsan por la cantidad de automotores, sumado a la dificultad de transitar por la ruta del Litoral que sale de St. Denis hacia el oeste.  Esta ruta  será reemplazada por una obra faraónica  que avanza día a día y que será una de las rutas más increíbles del mundo ya que se trata de una construcción sobre el mar que dará vuelta por el noroeste a lo largo de varios kilómetros.  (www.nouvelleroutedulitoral.re)

edito.png

Si las demoras en las rutas pueden ser frecuentes,  evitando esos horarios  podemos circular con gran placer dejándonos llevar por alguno de estos buses que menciono, disfrutando del paisaje y de los pasajeros que suben y bajan.  No es común conversar con los viajantes pero observarlos es ya interesante porque sumado a las diferencias de edad, vestidos, estilos y peinados, podemos reconocer la composición cultural del país.    No es lo mismo el público del Este al del Oeste.  En el primero se ve mucha etnia africana, de las islas Cormoranes, vestidos coloridos y las cabezas de las mujeres cubiertas por chales.  En el Oeste, más occidental se muestra más europeo, más frecuentado por turistas y por jubilados que habitan en la parte más soleada y más parecida a un «village« francés.

La nota de color cuando viajamos es que las personas más adultas siguen golpeando las manos para pedir la parada con anticipación, indudablemente en el pasado no había otra forma.  Lo interesante es que nadie se mueve de su asiento hasta que el bus no se haya detenido por completo, y el bus no arranca hasta que todos los pasajeros no estén sentados en sus lugares respectivos.   Costumbres  que responden a los nuevos códigos de seguridad que imponen las reglamentaciones.

Las alturas: el circo de Salazie y su encantadora Hell-Bourg

20170902_163017Hace una semana regresamos a St. André en el este de la isla de La Reunión y dejamos atrás playas y mar.   Para mí este es el lado montañoso verde de la isla, es el vergel de la región por sus  abundantes lluvias durante todo el año.  La humedad del aire es alta  en verano y en invierno , por lo cual  a veces no es el lugar preferido por los turistas más clásicos que buscan  comodidad y bienestar.  Los alojamientos son mayormente privados en casas, ya que hay pocos  hoteles.  En el Oeste  las montañas  se presentan secas y áridas , aquí están completamente recubiertas por  un manto verde de  especies autóctonas, indígenas y exóticas.

Cerca de  St. André inicia la ruta para subir al circo de Salazie, como los otros circos de Malfate y Cilaos, todos son parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.   Para los que nunca escucharon esta denominación, los circos son grandes espacios que se forman luego del derrumbe de los cráteres de los volcanes que quedaron sin actividad, en este caso hace 30 mil años.

Salazie se encuentra en el  centro de la isla, al noroeste del volcán Pitón des Neiges (3070 m), el mismo que surgió del mar hace 5 millones de años formando la isla.

dscf1335.1382275.w630

El nombre Salazie, puede tener origen en la lengua “malgache“  que hablan en Madagascar;  Salazes es el nombre del trípode usado para cocinar sobre fuego.   A la vez existe la versión que dice que significa “buen campamento“.  El nombre fue reconocido oficialmente en 1835 y designa uno de los lugares más atractivos para los ciclistas y atletas  que tienen varias opciones según el nivel de dificultad.

La ruta para alcanzar la cima es segura, pero en caso de intensas lluvias puede estar cerrada por derrumbes de rocas.   Nosotros   elegimos un día soleado y los verdes se veían como un mosaico de  intensos oscuros y brillantes claros casi amarillentos.   Cada tanto, cortinas de agua se forman cayendo como saltos blancos que llegan al vacío para tocar el mismo fondo por donde corren los ríos    El paisaje nos deja maravillados por la exuberante vegetación y por la sorpresiva vista de casas que resaltan en las alturas, a veces casi cubiertas por las nubes.

El premio para  los que llegan a Hell-bourg a mil metros de altura, es encontrar a una de las  ciudades más bellas de Francia, creada en 1841,  su nombre es en honor a un gobernador de apellido Hell.   En tiempos coloniales, atrajo a los ricos  dueños de plantaciones de la isla y durante el año 1875 alcanzó el auge máximo.  Las típicas  casas con fino estilo arquitectónico, reflejan los tiempos en que atraía a las familias de vacaciones con el fin de “cambiar de aire“.  El interés estaba dado exclusivamente por aguas termales que por su escaso valor mineral y baja temperatura dejaron de atraer a las personas.  A esto se sumaron los daños de un ciclón tropical en 1948.  Fue casi abandonada, pero nunca olvidada.  Actualmente su status reconocido por la UNESCO revitalizó el interés y es una visita impostergable  para quien pase por La Reunión.

IMG-20170902-WA0014

Permanecer una noche en Hellbourg requiere  tener reserva anticipada, los hospedajes son relativamente escasos, si bien tienden a aumentar.   Por eso lo ideal es pasar el día  llegando  antes del mediodía, caminar despacio por su calle principal y visitar un lugar único que es nada más y nada menos que el MUSEO DE LAS MUSICAS Y DE LOS INSTRUMENTOS, en la Maison Morange.

20170902_151804

El museo   expone con excelente curaduría 4 salas que representan la cultura musical de los pueblos de La Reunión, o sea la China, Madagascar, Africa e India.  En cada sala hay instrumentos antiguos y en algunos casos podemos escuchar su sonido con un moderno sistema de audio individual.  La experiencia es casi como un viaje a través de los sonidos, inspirados  por  los videos que también muestran danzas en los lugares de origen.   Al final de la visita como al ingresar, el público queda extasiado ante la vista desde  la terraza-jardín panorámica elevada sobre el resto de los caseríos, frente a montañas, cielo y nubes que durante algunos momentos parecen tocarse con las manos.

IMG-20170902-WA0013

El mediodía invita a iniciar  el recorrido de las 5 o 6 opciones para almorzar,  el más popular de los restaurantes es : “Chou-Chou“  bautizado con el nombre del fruto de una planta trepadora, muy consumido en toda la isla.  Antes del regreso, qué mejor que volver sobre nuestros pasos y visitar la Maison Folio,  habitada por los propietarios, donde la dueña de casa, una abuela muy simpática invita a entrar y  recorrer el interior. Los fines de semana su magnífico jardín de orquídeas se visita con una guía  que acompaña a los visitantes.  Al salir hacia la derecha, la calle nos conduce hacia  un cementerio, lo descubrimos  como un refugio florido que se une con la paz del paisaje montañoso custodiando el sueño eterno.

20170902_163055

Café Bourbon pointu, el café de La Reunión.

La isla de La Reunión, antes llamada Bourbon tiene y tuvo plantaciones de café.  Cuando durante el siglo XVIII la economía europea se basaba en la explotación de sus colonias, el café fue uno de los primeros productos a exportarse a la metrópoli desde las zonas tropicales junto con el cacao, la caña de azúcar y el algodón.

img_6124-web

 

Habiendo ya contado origen, historia y actualidad de la vainilla Bourbon y de la caña de azúcar, es el turno  del “café“ , uno de los brebajes más consumidos durante la historia de la humanidad.    Ya sabemos que es originario de Etiopía, pero pocos sabíamos que los cultivos de Yemen en Arabia, venían comercializados desde la ciudad portuaria de Moka.   Y tal vez también desconocemos que si aún nos resuena el café a la turca, fue porque durante tres siglos fueron los otomanos quienes monopolizaron su comercio.   Con los viajes,   los holandeses comenzaron a boicotear a los turcos y abrieron el juego llevando sus granos comprados en Moka a otros destinos.   Los franceses no quisieron ser menos, el rey Luis XV era tan adicto que lo tostaba y preparaba él mismo.  Ordenó  la creación de la Compañía de Indias y allí comenzará la historia del café en la modernidad hasta nuestros días.  La mano de obra de los esclavos se convirtió  en el éxito de la producción de todos estos productos mencionados.    Iniciando un largo período de explotación humana que marcó a la historia del continente africano con una de sus páginas más tristes.220px-Rosemont_-_La_culture_du_café_à_l'île_Bourbon

La planta de café ” Caffea arabica” originaria de Etiopía es una de las especies, la otra es la “Caffea robusta”  conocida desde el siglo XIX.   A ellas se les suman las variedades según el país de origen o continente, Colombia, Brasil ( primer productor mundial), Thailandia, Etiopía entre otros.   Actualmente América, Africa y Asia proveen el total. Pero volviendo al café Bourbon, nombre con el que es conocido el proveniente de La Reunión, vale recordar que en 1715 fue introducido a la isla y tomó este nombre en honor al rey Borbón.  En 1780 Francia gracias a la producción de la isla pasó a ser el mayor exportador en el mundo.   Eran  los albores de la Revolución de 1789, los intelectuales como Voltaire y Rousseau  se reunían en Paris a tomar café en el ya conocido  Café Procope (rue de l’Ancienne Comédie, 12 – Paris) mientras discutían los principios de los Derechos del Hombre.

1280px-Café_Procope_2

A principios del 1800, comenzarían para la isla los problemas debido a la competencia de las colonias de las Antillas, sumado a la destrucción de los cultivos por varios ciclones.   Los colonos se desesperaron y vendieron las tierras altas que pasaron en su mayoría a cultivar la resistente caña de azúcar traída de la India.   El café casi desapareció, aunque en las montañas más altas seguía creciendo la especie autóctona de la isla, conocida como Bourbon pointu o Laurina, una especie silvestre desestimada en tiempos antiguos y que hoy es considerada como uno de los grand cru más cotizados del mundo, que resultó ser una Caffea arabica de bajo porcentaje de cafeína (1 %), casi casi como un café descafeinado considerando que el robusta contiene 3,5 % de cafeína.

IMG_3607

Actualmente en La Reunión se consumen y producen  2 tipos de café :  el Bourbon pointu (premium) y el Bourbon rond.   Este último es el de los granos procedentes de Yemen.    Indudablemente el Bourbon laurina es la estrella por su origen,  se distingue por sus hojas pontiagudas (pointu) que le valen el nombre con el que bautizaron a la especie silvestre los habitantes creoles cuando lo descubrieron en las alturas de St. Paul.    Parece ser que hace no mucho tiempo atrás un japonés se quedó encantado con su sabor, analizaron sus propiedades, se descubrió su origen arábica y  se comenzó a exportar a Japón.   Como por el momento la producción alcanza sólo a las 3 toneladas anuales, el precio llega a € 650 por kg. y los japoneses compran el 80 % de la producción.   Lo que queda apenas se consigue en la isla, o se puede pedir en lugares exclusivos como el mismísimo Cafe Procope, en Fouquet o en la avenida Champs Elysées en Paris y el precio de una taza varía entre €10 y € 20.   Siempre menos que en Japón donde se cotiza el doble.

images-3

En todos los casos, cualquiera sea su origen o calidad, el secreto del buen café sólo lo conocen los Maestros tostadores, los que controlan el tostado  del café.  Luego vendrán las mezclas, pero un grand cru es una exclusividad de sabor que merece ser gustado alguna vez, lo difícil es encontrar su propio gusto, que como con los vinos no depende del precio.

 Un consejo:  antes de degustar un café, tomar agua fresca para preparar el paladar al auténtico sabor con todas sus variables.  Tal vez sientan aromas de vainilla, de cacao, de frutos,  … todo un placer !  y que no sea como dice el Tango : “El último café“.

 

La Fenêtre, Les Makes. Las montañas de La Reunion

RIMG3340Si sólo nos quedamos al borde del mar, nos perderíamos la riqueza del paisaje de montaña y el contacto con la esencia de la historia natural y cultural de La Reunión.  Por este motivo los últimos recorridos nos llevaron hacia las alturas, cerca de  la ciudad de St. Louis vecina a Etang-Salé.

Los habitantes de esta isla desde su arribo fueron ocupando las planicies y las escarpadas montañas al principio para cultivar el café, luego la caña de azúcar.  En tiempos de la colonia el trabajo más duro lo realizaron esclavos negros, luego inmigrantes chinos e indios que se  establecieron para siempre .   Para nosotros  viniendo de un país de grandes llanuras, admiramos el arduo e incesante trabajo que realizan aquí para cultivar, para construir rutas, puentes, casas, huertos y jardines.   Las cuestas de montaña que hoy se suben cómodamente con autos y camiones, en tiempos pasados se hacían a pie y con los pocos animales que existían.   Lo que vemos como un sacrificio, fue la base de la economía y forma de vida de miles de familias que encontraron en estas tierras volcánicas sustento para sobrevivir a las décadas de pobreza y poco bienestar. RIMG3342

Con esta idea partimos rumbo a las alturas.   Elegimos visitar  una localidad  llamada Les Makes, donde se encuentra   “ La Fenêtre“ (La Ventana).  La distancia a recorrer son algo más de 20 km en total desde St. Louis subiendo por una ruta que por momentos cruza pequeñas concentraciones de casas, muchos campos de caña y también cornisas que dejan a la vista precipicios cubiertos de vegetación que va cambiando según la altura hasta llegar a la cumbre. RIMG3346

Por ser una mañana de domingo en varios lugares encontramos espacios para picnic ocupados por familias o campings para acampar y en cada caso embellecidos por jardines y plantas floridas que ornamentan los prolijos espacios dando una belleza inesperada, que como en el pueblo convierten al lugar en uno de los más lindos de Francia.  Todos estos parques han sido mejorados por un programa de la Comunidad Europea que destina grandes sumas de dinero para las zonas rurales conforme a sus programas.Aire-pique-nique-des-Makes

Les Makes cuenta con un observatorio no muy alejado del centro urbano,  los domingos está cerrado, pero ir hasta allí sirvió  para observar que los hombres practican la costumbre prohibida por ley de realizar los combates de gallos.   Es poco agradable verlos  acompañados de niños y jóvenes, como lo habrán hecho sus ancestros.  Una foto de la tradición de campo que no querríamos ver.

fleurs

Continuamos hacia el objetivo final: La Fênetre a 11 km por una ruta de montaña que conduce a la cima a 1600 metros de altura; allí donde el  panorama ofrece una de las vistas más bellas de la isla, sobre la ciudad de Cilaos,  entre los circos y rampantes cubiertos de vegetación.     Durante toda la ruta con curvas incesantes, atravesamos un espeso bosque de  las coníferas traídas de Japón llamadas Cryptomeria japonica o auracanensis (árbol sagrado del Japón).   Allí descubrimos un parque de acrobacia con varios recorridos para niños y adultos, muy popular por lo que pudimos apreciar. http://www.makesaventures.com

Cilaos2

Como afirman los maestros chinos, el objetivo final no nos debe quitar la atención             del camino recorrido para alcanzarlo.  Cada paso en el medio debe ser vivenciado.   Así que me acordé de ellos y lo puse en práctica para no frustrarme,  pues cuando llegamos al final del recorrido, estábamos en el medio de las nubes y la visibilidad era nula.   Volvimos a bajar satisfechos porque nos habíamos nutrido de una naturaleza en todo su esplendor y fue  lo que nos dejó más que satisfechos. RIMG3336

La playa de Etang-Salé

20170803_174055

Motivada siempre por la cercanía del mar, casi todas la mañanas realizo una incursión a la playa para practicar los ejercicios diarios de Tai Chi.   Con la bicicleta llego a la parte más alejada, la dejo  apoyada en alguna casuarina y después de respirar profundamente el aire oceánico,   dejo volar mi mente con el viento incesante.   En las primeras horas de la mañana es menos intenso, aumentando a medida  que transcurre el tiempo. Afortunadamente la arena no se levanta como ocurre en las costas atlánticas del sur de la provincia de Buenos Aires, por lo que se  hace posible  permanecer por horas  si nos acostumbramos.

Una vez  terminado mi tour playero, regreso cruzando la rotonda de ingreso al sector del balneario y continúo más allá del puerto para admirar la vista del mar  desde las rocas.  Allí se acercan constantemente pasantes,  especialmente cuando las olas son más grandes.   Hoy no era el caso, pero igual antes de volver a nuestra casa, me gusta tomar esta fotografía distinta y ver toda la playa que se extiende hacia el norte.  En este gráfico se ven las dos partes, la del puerto o “plage pirogue“ y la “plage grande“ a la cual voy diariamente.

Mientras estaba distraída, una señora francesa,  metropolitana seguramente, se acercó para preguntarme por el “étang-salé“ ( estanque salado) para ir a bañarse.   Así, como una vecina del lugar le explique como llegar , justamente estaba muy cerca de este sitio.

csm_plage-etang-sale-plan_c1c94f802b

También le expliqué que allí no  se podía bañar.   Es un lugar casi salvaje donde las únicas que se bañan son una pareja de gallinetas de agua, de pico rojo. Me parece que la sorprendí, quizás había imaginado que ese sería un lugar seguro para hacerlo.

RIMG3216

Para no desilusionarla a ella y a su esposo, les mostré dónde podían bañarse en la playa de arenas negras.  Desde  donde estábamos se podía divisar bastante bien un espacio limitado por boyas flotantes blancas.  Algo así como una piscina olímpica controlada por Guardavidas.  El resto de la playa está prohibido y esto se lee en carteles que explican las corrientes de mar que la hacen peligrosa para los bañistas.    Al principio parece raro y desanima, pero prontamente este pequeño espacio limitado por un muro inmerso bajo el agua y donde las olas rompen con toda su fuerza, se convierte en lugar muy divertido y seguro especialmente para los niños.  Las olas son incesantes y rompen con fuerza contra la arena revolcando hasta a los adultos desatentos.   Los niños usan sus tablas de bodysurf y los que se animan se acercan al límite donde la gran ola seguramente los dejará debajo de una espuma que cubre la superficie.  RIMG3236

Obviamente las razones para no autorizar los baños de mar son quizás en primer lugar la presencia de tiburones en las costas del oeste, además las  corrientes que se forman y las fuertes olas que rompen sin cesar.     A pesar de estos inconvenientes para casi todos, hay un grupo de jóvenes deportistas que no se intimidan.  Más allá de los carteles que indican la prohibición, los surfistas se aventuran a su pasión junto con los que practican windsurf.     La primera vez me entretuve largos minutos con mis prismáticos para disfrutar  verlos saltar y caer !!  esta primera vez me daba mucha ansiedad pensar en  los tiburones.   Ahora ya me acostumbré y hasta si llego a cruzar a alguno le pregunto si estuvo divertido.  La respuesta es inevitablemente que es maravilloso.

La playa de Etang-Salé es un alto impostergable para aquellos, que como nosotros lo   alguna vez recorrimos la costa del oeste de la isla desde Saint-Gilles hasta St. Pierre, la ciudad más importante del sur.   En auto, o en bicicleta por las kilométricas bici-sendas Etang-Salé asombra al visitante y le ofrece un ambiente distinto del resto.

RIMG3254

 

 

 

Filaos, las casuarinas de La Reunión

Después de unos días  en la localidad balnearia de  Etang-Salé-les Bains regresé a la playa en bicicleta para aprovechar la tranquilidad matinal de este encantador lugar. Luego de un buen rato sentada contemplando el infinito océano, miré hacia mi derecha donde la playa termina en una punta que sobresale.  En un impulso apenas meditado decidí dejar mis pertenencias playeras solas sobre la arena ( con la casi total seguridad de reencontrarlas a mi regreso) y partí siguiendo el borde bañado de espuma blanca, hundiendo los pies con un paso ágil.  Caminé y caminé, cada tanto cruzando  jóvenes cumpliendo su rutina deportiva hasta que como ellos  luego de 1.5 km llegué a la punta que divisaba desde el otro lado.   El final era obligatoriamente una subida de una duna cubierta de “filaos“ y  al bajar  la playa  se interrumpía con las presencia de rocas volcánicas y pedazos de corales desgastados.

tour-complet-etang-sale-bains-depuis-echangeur-avirons-5

¡Qué paisaje más original y distinto de todas las playas que he conocido!  De un lado un gigante océano que se pierde en el horizonte, en el medio una playa de arenas negras y del otro lado dunas cubiertas de casuarinas o “filaos“ .    Después de una semana de vivir acá entiendo bien  el porqué de su presencia, no tengo dudas.  La costa sur recibe vientos constantes y ráfagas que deben haber inquietado a los primeros pobladores que se enfrentaban a las dunas móviles de la costa.

La Casuarina  es originaria de Asia y Australia, para muchos viajeros distraídos es desconocida, para los amantes de la flora,  la podemos reconocer rápidamente, por su aspecto de conífera aunque no lo sea.  La encontramos en los deltas y costas arenosas ya que es usada para fijar los suelos y evitar su erosión.   En el delta del Paraná en Argentina, debe haber llegado en el siglo XIX, aquí en cambio mucho antes, en 1768 poco tiempo después de haber sido descripta por Lineo y publicada con el nombre Casuarina equistifolia (cola de caballo), por evocar a las crines de la cola de caballo (lat. equisetum).

20170803_174029

Satisfecha por la información botánica, me dio mucha intriga leer que el  bretón  que introdujo los filaos  a la isla se llamaba  Abate Alexis Rochon.  No muy conocido, el abate se alejó de la religión dedicándose por completo a  las ciencias.     En poco tiempo fue un famoso hombre de ciencias y sus valiosos aportes fueron en el campo de la óptica, inventando novedosas lentes que permitieron mejorar la navegación midiendo la Longitud.   Sus viajes lo trajeron a Africa, a la isla  Mauricio,  a la isla Bourbon ( La Reunión) y más tarde a las tierras australes con el capitán Kerguelen.    Me encanta conocer todo esto, pero por qué habrá pensado en las casuarinas me intriga bastante.  Quizás esté  relacionado con la creación del actual Jardín del Estado de Saint Denis,  originalmente llamado Jardín del Rey (1767) que fue usado como el jardín de aclimatación de todas las nuevas especies de plantas introducidas a la isla.

pt81793.1290857.w630Indudablemente la Casuarina tuvo su gran utilidad, cumplió un rol importante para estabilizar las playas, su sombra es bien apreciada, pero hoy por hoy no está tan bien vista porque pertenece al grupo de las especies invasoras, lo cual la pone en la lista negra.  Su presencia no permite la aparición y desarrollo de las especies endémicas.  A pesar de esto,  los Filaos llegaron para quedarse,  son parte del paisaje de las extensas playas de la costa Este, que los  habitantes de la isla y los turistas aprovechamos.  Indudablemente su ausencia sería una pérdida de identidad muy grande para la isla.

No puedo terminar y no mencionar que personalmente es un árbol que me gusta, que lo asocio a mi infancia porque en el lugar donde nací y viví  teníamos casuarinas y sus ramas servían de árbol de Navidad.  Me entero también que aquí lo aprovechan para lo mismo.  Tampoco puedo olvidar que en las islas del Tigre del Paraná sus bordes tienen casuarinas centenarias que dan una fisonomía absolutamente original y vistosa.  Será por esto y por otros recuerdos más que la casuarina es uno de mis árboles más amado.